De un tiempo a esta parte parece que cada vez que escuchamos la palabra GLUTEN se nos activan las alarmas. Debido a una PREOCUPANTE falta de información respecto a las implicaciones del gluten en nuestro organismo y lo que supone tener celiaquía, muchas personas están empezando a recurrir a alimentos sin gluten (gluten-free) por motivos muy diferentes al hecho de tener celiaquía:

  • Se piensa que es más sano comer sin gluten.
  • Se va a disminuir de peso.
  • Se considera al gluten tóxico para el organismo
  • Se piensa que es un añadido químico por parte de la industria de forma artificial.

Estos y otros motivos conllevan un RIESGO muy alto para la salud. Por ello te enseñamos 7 “OBLIGADOS” aspectos a tener en cuenta, dirigidos a las personas que se han sumado a la moda de comer alimentos sin gluten o “GLUTEN FREE” (y al resto también):

El gluten es una PROTEINA propia de algunos CEREALES como la avena, la cebada, el centeno y el trigo, entre otros.

Los alimentos sin gluten están elaborados UNICAMENTE para personas con ENFERMEDAD CELIACA o con SENSIBILIDAD AL GLUTEN NO CELIACA (debidamente diagnosticada). Si NO estás en alguno de estos casos NO DEBERÍAS retirar el gluten de tu dieta, ya que estarías siguiendo un tratamiento para una patología crónica sin tenerla. ¿Te tomarías la medicación de una enfermedad que no tienes?, es decir, ¿te pincharías insulina sin tener diabetes?. 9 de cada 10 personas que eliminan el gluten de su dieta lo hacen innecesariamente. (Julio Basulto, http://www.rtve.es/alacarta/audios/gente-despierta/gente-despierta-segunda-hora-18-03-16/3528380/).

Si no tienes celiaquia o sensibilidad al gluten no celiaca y mantienes una dieta sin gluten, tienes una alta probabilidad de perjudicar seriamente tu salud intestinal, tu control de la presión arterial o tu normal función del sistema inmune.

Hay determinadas situaciones donde debemos ir al médico para descartar una posible celaquía, son enfermedades que suelen preceder la aparición de una celiaquía. Son las siguientes:

  • Enfermedad tiroidea inmune.
  • Dermatitis herpetiforme.
  • Sindrome de colon irritable (diagnosticado).
  • Diabetes tipo 1.
  • Niñ@s con síndrome de Down.
  • Anemia crónica.
  • Niñ@s con fallos de crecimiento.

Si tu motivación para eliminar el gluten de tu dieta es la pérdida de peso, sentimos darte MALAS NOTICIAS. Los alimentos sin gluten suelen llevar añadidas más grasas, azúcares… para aumentar el sabor y mejorar la textura que se pierde al quitarle esta proteína. Por ello, el alimento original tiene, normalmente, MENOS aporte calórico ANTES de transformarlo en un alimento sin gluten.

Recuerda que el gluten es una proteÍna, con lo cual eliminarlo de tu dieta no hará que bajes de peso. Si quieres bajar de peso debes acudir a un profesional cualificado (Dietista-Nutricionista) para que elabore un plan de intervención adecuado y adaptado a tus características personales.

En el caso de tener celiaquía (independientemente del peso) debes acudir a un Dietista-Nutricionista para que te elaborare una dieta sin gluten adaptada a tu caso y que no repercuta en tu salud.

Los síntomas más frecuentes de la celiaquía son: pérdida de peso, pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento, alteraciones del carácter, dolores abdominales, meteorismo y anemia por déficit de hierro resistente a tratamiento.

Ten en cuenta que no tienen que darse todos a la vez y que la aparición de uno por separado tampoco implica que tengas celiaquía o sensibilidad al gluten no celíaca. Por ello, si tienes estos síntomas de manera recurrente, debes acudir a tu médico para encontrar los motivos. Pero NUNCA dejar de tomar alimentos con gluten sin un diagnóstico médico, sería como automedicarse.

Para saber si tienes celiaquía o sensibilidad al gluten no celíaca tienes que realizarte las siguientes pruebas médicas: TEST SANGUINEO, realizado por un médico y en un laboratorio acreditado. En caso de dar positivo indica RIESGO de padecer celiaquía. En este caso debes realizarte una segunda prueba, que sería una BIOPSIA INTESTINAL y confirmaría el diagnóstico.

¿CÚAL TENDRÍA QUE SER LA DIETA PARA UNA PERSONA CON CELIAQUÍA? La misma que para cualquier otra persona, sustituyendo los alimentos con gluten por otros sin esta proteína y de valor nutricional similar y por alimentos específicos a los que se les haya quitado el gluten.

RECUERDA: hay alimentos que en la etiqueta llevan indicado “sin gluten”, pero esto no quiere decir que les hayan eliminado el gluten, si no que algunos alimentos de por sí NO LO LLEVAN, y que puede que la marca comercial lo esté utlizando como reclamo debido a la moda “gluten free”.

Azais Martínez