LÁGRIMAS DE ALEGRÍA Y SATISFACCIÓN EN EL RESTAURANTE “EL NIU”

por | Dic 13, 2015

Sorpresa en Boca

TODO UN RETO, POR NO DECIR, EL MAYOR RETO.

¿Cómo les explicas a 6 personas que hasta el momento, apenas han sido conscientes de lo qué han comido cada día, pero que pueden aprender a hacerlo?… PRACTICÁNDOLO.

El pasado 22 de Noviembre, tras una introducción al concepto de Mindfulness y Mindfoodness, el visionado de un par de videos y una pequeña demostración, nos disponemos a lo que se convertirá más tarde, en una auténtica experiencia de autoconocimiento alimentario, y en algunos casos, también personal.

Con el primer entrante, experimentan la diferencia entre su forma de comer habitual y una alimentación consciente, observando que apenas disfrutan de los alimentos. Tras ello, y GUIÁNDOLOS en el proceso, el resultado es ABRUMADOR. Se toman su tiempo para ver a dónde les transporta el plato, disfrutan no solo de los sabores, sino de todo aquello que les llega a los cinco sentidos; vista, olfato, oído…, matices, aromas, sabores. Se convierten en auténticos y experimentados “sommeliers” profesionales. Un bocado, pasa a ser una intensa experiencia multisensorial gastronómica.

“Gambas en Tempura y All i Oli negro”, “Tiramisú de Foie”, “Chipirones Encebollados en su Tinta”, “Ferreros de Morcilla de Burgos con Crema de Tomaqueta y Pimentó”, para pasar a los principales, “Crêppe de Bacalao con Mousse de Pimiento del Piquillo” y “Blanqueta de Pato en Salsa de Frutos Rojos”. Y como no, el postre “Sorpresa en Boca” un “Milhojas Chispeante de Crema de Arándanos y Chocolate”.

Sorprende observar como la vista engaña. Por un lado un comensal, convencido de que el jamón no es ibérico al verlo en el plato, se da cuenta de que su vista le ha engañado al degustarlo conscientemente. Y por otro, no ver lo que se va a comer (“Ferreros de Morcilla”), da pie a que una de las comensales se permita probar alimentos que por prejuicios o historia personal no ha degustado, sorprendiéndose gratamente de su sabor y disfrutándolo con intensidad, incluyéndolo como una comida habitual en su día a día. A veces, por suerte, LA VISTA ENGAÑA. Es curioso como comer con conciencia plena es una oportunidad para ampliar nuestra “carta” cotidiana.

Cabe destacar el REDESCUBRIMIENTO por parte de uno de los comensales, del “Tiramisú de Foie” y los “Ferreros de Morcilla”, los dos trampantojos del menú. Ya los ha probado con anterioridad en “El Niu”, pero no de manera consciente. Gracias a ello se da cuenta, no solo de que “están increíbles” y “es lo mejor que he probado”, sino también, de la profesionalidad y competencia de la cocinera de “El Niu”.

Durante el transcurso de la comida, GUIARLES es imprescindible, no solo para que aprovechen y disfruten al máximo el menú, sino también para intentar salvar algunos de sus automatismos cotidianos que les alejan de la experiencia directa.

Una vez acabada la comida, todos los comensales coinciden en felicitar en persona al jefe de sala y propietario de “El Niu”, Juanjo, y por supuesto, a la artífice del espectacular, creativo y maravilloso menú, María José. Un momento especialmente emotivo donde es inevitable, emocionarse y derramar alguna que otra lágrima, tanto por parte de unos como de los otros.

Esta novedosa y pionera experiencia, no solo supone un antes y un después en el ámbito de la gastronomía española y una nueva forma de relacionarnos con la comida, sino también, una oportunidad de crecimiento personal a través de la alimentación.

Por mi parte solo me queda agradecer a los comensales su entrega y colaboración en la experiencia. Del mismo modo, agradezco su paciencia ante una situación, tanto desconocida, como contraria a los hábitos que durante años han adquirido, la cual han entendido perfectamente y se han entregado por completo a ella.

Y con respecto a Juanjo y María José, quiero trasladaros mi más sincero y profundo agradecimiento, no solo por vuestra disponibilidad y disposición, sino por vuestra cariñosa sensibilidad, sin la cual hubiera sido imposible llevar a cabo esta experiencia gastronómica. Las personas evolucionamos y prosperamos no solo por nuestra ilusión, trabajo y perseverancia, sino por las personas que nos apoyan en el camino y que confían en nosotros, ofreciéndonos todo lo que tienen. Me siento muy satisfecho y honrado al poder decir que habéis sido, no solo una de las primeras piedras que sustentan este proyecto, sino las personas que habéis permitido materializarlo. Mi más sincera reverencia.

Estas son algunas de sus impresiones:

  • “Una maravilla. He encontrado sabores, gustos, olores y texturas diferentes de cosas cotidianas y que hasta ahora, no tenía ni idea de que existían”.
  • Una experiencia edificante, introspectiva y cargada de paralelísmos”. Percepción de comida, bebida y “yo mismo””.
  • “Sorpresa. El concepto de ser/estar consciente es aplicable a todos los ámbitos. Aunque estaba acompañada, lo he vivido “para mi””.
  • “He disfrutado y apreciado más los sabores y también las explicaciones”.
  • “He aprendido a disfrutar y ser consciente de las cosas que estoy haciendo. Aplicaré lo aprendido a otros ámbitos de mi vida”.

Alejandro Camacho

contacta con Mindfoodness

info@mindfoodness.es

T: 672 126 231

Torrent (Valencia)

ALEJANDRO CAMACHO (PSICÓLOGO)

Colegiado nº: CV11014/Reg. San. 13317

 

  • MINDFULNESS APLICADO A LA ALIMENTACIÓN.
  • PSICOLOGÍA APLICADA A LA GASTRONOMÍA, LA SUMILLERÍA Y LAS CATAS.
  • ESPECIALISTA EN ESTIMULACIÓN SENSORIAL ALIMENTARIA.